STEGE devocional - A través de muchas tribulaciones (Imagen).jpeg

A TRAVÉS DE MUCHAS TRIBULACIONES

Los cristianos deben prepararse para padecer sufrimientos porque en el futuro llegarán tiempos de tribulación y solamente los que han vencido pueden recibir la corona de vida.

20 Pero rodeándole los discípulos, se levantó y entró en la ciudad; y al día siguiente salió con Bernabé para Derbe. 21 Y después de anunciar el evangelio a aquella ciudad y de hacer muchos discípulos, volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía, 22 confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.  Hechos 14:20-22 (RVR60)

Profile-ShinkilSeo2.jpg

Shinkil Seo, Ph. D.  |  28 de julio 2022

Historia de la iglesia
Hay algunos que creen que aproximadamente 50 millones de cristianos evangélicos fueron asesinados y agredidos por sus enemigos con cuchillos, machetes, pistolas, piedras, hachas, al suplicio del fuego, en la horca y con varias herramientas de tortura. Sufrieron una «tribulación», palabra definida por un diccionario como: congoja, aflicción, adversidad moral, o persecución.
   

El camino de muchas tribulaciones: la necesidad de prepararnos para sufrir
Así mismo, debemos entender que es necesario prepararnos para padecer sufrimientos en vista de que el camino de la fe cristiana no es un camino cómodo, pacífico u ocioso sino uno de muchas tribulaciones. Por ejemplo, la lectura bíblica de hoy nos dice: «... confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios» (Hechos 14:20-22, RVR60). Cabe resaltar que aquí no dice «…a través de pocas tribulaciones entremos en el reino de Dios» sino más bien mediante muchas tribulaciones. Por tanto, es importante tener en cuenta y prepararnos para padecer muchas dificultades y así entrar al Reino de Dios. Es por esto que el apóstol Pablo también padeció muchas dificultades por el evangelio de Cristo. Por eso en 1 Corintios 4:11-13 dijo «11 Hasta esta hora padecemos hambre, tenemos sed, estamos desnudos, somos abofeteados, y no tenemos morada fija. 12 Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos. 13 Nos difaman, y rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el desecho de todos» (RVR60).

La venida de terribles tribulaciones: la promesa para el que cree en Jesucristo
Adicionalmente, para el cristiano, no solo le será necesario prepararse para posiblemente padecer muchos sufrimientos sino también terribles tribulaciones porque en el futuro, podrán llegar tiempos de terribles dificultades a los que creen en Jesús como su único Salvador. Como lo dijo Jesús a Sus discípulos en Mateo 24:9 «...os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre». Por tanto, a través de la historia, los cristianos han tenido que sufrir grandemente por no negar a Jesús. Por ejemplo, el apóstol Pablo también sufrió tres veces azotes con varas y apedreos (2 Corintios 11:24-25). En adición, excepto Judas Iscariote quien traicionó a Jesús, todos los otros discípulos de Jesús sufrieron el martirio.

La corona de vida: el premio final para los vencedores en Cristo
Finalmente, debemos prepararnos para sufrir muchas y terribles persecuciones porque los que han vencido podrán recibir la corona de vida. Como Pablo, quien supo que no estaba sufriendo en vano pues en Romanos 8:17 dijo «...Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados», podemos estar seguros que el que es fiel recibirá la corona de vida que Jesús promete a aquellos que son fieles «hasta la muerte» (Apocalipsis 2:10). Podemos confiar que Dios hará esto pues, después de que Jesucristo peleó la buena batalla siendo obediente hasta la muerte en la cruz, «exaltó hasta lo sumo» (Filipenses 2:9) a Su Hijo, es decir, hasta la diestra de Su trono como Rey de reyes y Señor de señores.

Conclusión: una exhortación a la perseverancia
En conclusión, como cristianos debemos siempre prepararnos para padecer sufrimientos porque en el futuro, si llegamos a vivir esos días, llegarán tiempos de muchas y terribles tribulaciones y los que han vencido podremos recibir la corona de vida. Si perseveramos hasta el final, podremos tener la confianza de que seremos como los mártires quienes, aunque murieron, ahora están gozando de la gloria celestial como triunfantes y vencedores eternos que tienen la corona de vida. Como lo dice el texto de hoy, Dios hoy nos exhorta a que permanezcamos en la fe, diciéndonos: «Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios» (Hechos 14:20-22). Amén.

Copyright © 2022 por Shinkil Seo