STEGE devocional - Aprovecha Bien el Tiempo (Imagen).jpeg

APROVECHA BIEN EL TIEMPO

Contrario a los insensatos, debemos ser sabios que aprovechan el tiempo y viven para la honra y gloria de Dios.

15 Por tanto, tengan cuidado cómo andan; no como insensatos sino como sabios, 16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.  Efesios 5:15-16 (NBLA) 

Profile-ShinkilSeo2.jpg

Shinkil Seo, Ph. D.  |  10 de agosto 2022

Un día ingresó un paciente con múltiples heridas a una clínica que se encuentra en Bogotá, Colombia. A pesar de haber sufrido un accidente automovilístico que le causó daños físicos tanto a él como a su moto, pudo estar tranquilo mientras lo examinaban pues previamente había aprovechado su tiempo pagando por un seguro que cubría tanto su salud como su moto. Así como este hombre, es importante ser sabios y cuidadosos en vista de los diversos peligros tanto inesperados como esperados a los que podemos enfrentarnos. Por tanto, es importante escuchar lo que Pablo tuvo que decirle a la iglesia de Éfeso, quienes también corrían muchos riesgos por los peligros que había en la ciudad.

 

Los insensatos no tienen cuidado de cómo andan

En primer lugar, en Efesios 5, Pablo dice: «Por tanto, tengan cuidado cómo andan; no como insensatos» (v. 15). Aquí la palabra insensato no debe interpretarse como aquel que no se graduó de una universidad o como alguien de poca educación. Más bien, se debe entender al insensato como aquel que no tiene cuidado de cómo anda y por tanto malgasta el precioso tiempo que se le ha dado por Dios. Tal persona no muestra interés en su futuro ni en la vida eterna sino más bien coloca su máxima atención en obtener placeres del mundo secular, acumular tesoros vanos y temporales y en dedicarse a hacer cosas que nunca se relacionan con el Señor Jesús. Las personas que actúan así terminarán siendo negados por Jesús, así como las vírgenes insensatas que también fueron negadas por el novio (Mateo 25:10-13). 

 

La exhortación de Pablo en vivir como sabios

Por tanto, Pablo exhorta a los de Éfeso que, en lugar de ser insensatos, debían ser «sabios». Sin embargo, ¿qué significa ser sabio? La segunda parte del pasaje nos da una pista, pues dice: «...no como insensatos sino como sabios, aprovechando bien el tiempo» (v. 15-16). Aquí la palabra «aprovechar» en griego significa «redimir», es decir, valorar y estimar lo que se les ha dado. Es decir, la persona sabia en quien Pablo quería que se convirtieran los de Éfeso es como aquel que entiende profundamente que la vida del hombre y la mujer tienen un fin. Por tanto, es una persona que, dado que valora el tiempo que Dios le ha dado, usa lo que ha recibido para la honra y la gloria de Dios. Tal persona rechaza las tentaciones del diablo mediante la oración ferviente y tiene cuidado de cómo usa su tiempo ante los ojos de Dios, es decir, vive como un hijo y una hija de luz quien constantemente anda examinando «qué es lo que agrada al Señor» (Efesios 5:10). 

La maldad en la ciudad de Éfeso

Finalmente, Pablo demuestra en este pasaje que no es suficiente intentar dejar de ser insensato y conocer simplemente cómo ser sabio sino también entender por qué deberíamos ser sabios. Tras haberles dado las instrucciones de tener cuidado de cómo andan y aprovechar el tiempo que tienen, Pablo dice en el versículo 16: «porque los días son malos». En esos tiempos, los miembros de la iglesia de Éfeso corrían riesgo de ser corrompidos espiritualmente porque estaban rodeados de personas ignorantes e inmorales que cometían toda clase de profanidades. Entonces Pablo, conociendo que Jesús deseaba moldear el carácter de las personas de la Iglesia de Éfeso, sabía que era necesario que vivieran como sabios llenos del Espíritu Santo para no caer en tentación. 

Aplicación

Así como la ciudad de Éfeso, hoy vivimos en lugares donde hay mucha ignorancia, inmoralidad y profanidad. Corremos el mismo riesgo de ser corrompidos espiritualmente. Por tanto, en lugar de ser imprudentes, negligentes e insensatos, es decir, como quienes no cuidan de cómo andan, debemos vivir como sabios. Cada uno debe aprovechar el tiempo limitado de vida que Dios le ha obsequiado y usar cada oportunidad para traerle gloria a Jesucristo. Es así como Dios quiso que vivieran los de la iglesia de Éfeso y es así como Dios quiere que vivamos hoy también. Escuchemos a Dios pues como está escrito: «Adquirir sabiduría es amarte a ti mismo; los que atesoran el entendimiento prosperarán» (Proverbios 19:8, NTV). Amén.

Copyright © 2022 por Shinkil Seo