CÓMO DISCERNIR EL LLAMADO DE DIOS

Si estás cumpliendo el llamado general de Dios, Dios comunica tu llamado específico a través de la pasión santa, los dones y la oportunidad.

Cierto día, mientras estos hombres adoraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: «Designen a Bernabé y a Saulo para el trabajo especial al cual los he llamado».

Hechos 13:2 (NTV) 

Profile-SamuelSeo.jpg

Samuel E. Seo, Th. M.  |  5 de abril 2022

Una pregunta común que muchos cristianos hacen es: “¿Cuál es el llamado de Dios para mí?” Hay una razón por la que muchos cristianos quieren saber su llamado, y es porque el llamado produce un propósito para la vida. Este propósito no solamente le da significado a nuestras vidas, sino que cuando lo cumplimos nos produce felicidad y satisfacción. Tener un propósito es importante para la vida. Aún estudios psicológicos reportan que no tener un propósito aumenta la tendencia de formar pensamientos suicidas[1]. Sin embargo, el problema es que algunos cristianos tienen una cierta expectativa sobre cómo deben recibir el llamado de Dios. Algunos esperan que Dios les muestre una visión. Otros esperan que Dios les hable con una voz claramente audible. Aunque es posible que Dios les hable así, la realidad es que eso no es común y por lo tanto se confunden cuando no experimentan nada.

Tres pistas para discernir el llamado de Dios para ti
Hay tres pistas que nos ayudan a discernir el llamado específico de Dios. La primera tiene que ver con tu pasión. Dios usa tu corazón para hacerte saber Su llamado para ti, como lo hizo con Lidia en Hechos 16:14 donde dice que el Señor «abrió su corazón y ella aceptó lo que Pablo decía». No solo eso, Dios quiere que le sirvamos con ánimo. El Salmo 100:2 dice: Adoren al SEÑOR con gozo. Vengan ante él cantando con alegría (Hechos 16:14, NTV). Pero, hay una dificultad. Como ya sabemos, no todos los deseos del corazón son santos. Jeremías 17:9 dice que el corazón es engañoso. Por lo tanto, el corazón solo no es suficiente para discernir el llamado específico de Dios.

Por eso Dios nos da otra pista, y es la siguiente: Dios te hace saber Su llamado a través de tus dones. Cuando hablo de dones, estoy hablando de tus habilidades, conocimientos y posesiones (Éxodo 35:30-35; 1 Corintios 12:4-6; Santiago 1:17). Cuando tu pasión es un llamado de Dios, Dios también provee los dones para cumplirlo. Por ejemplo, si Dios te llamó para servir como un líder de alabanza, Dios también te dará el talento musical. Si no tienes ningún talento musical, de pronto es un anhelo personal en lugar de un llamado de Dios, o de pronto Dios quiere que aprendas a cantar y desarrolles tus habilidades musicales. Todavía necesitamos otra pista. 

Por eso, Dios nos da la tercera pista. Dios te hace saber Su llamado a través de la oportunidad. Proverbios 16:9 dice: Podemos hacer nuestros planes, pero el SEÑOR determina nuestros pasos (Proverbios 16:9, NTV). Si Dios te ha llamado a ser un líder de alabanza, Él también te dará la oportunidad de desarrollar tus dones musicales y el ministerio para cumplirlo. Si nunca recibes la oportunidad, entonces nunca hubo un llamado de Dios. Si Dios te ha llamado a ser un político, también te dará la oportunidad para desarrollar o usar tus dones, salir como candidato y ganar. Pero, si nunca recibes la oportunidad, nunca fue un llamado de Dios. Si Dios te ha llamado a ser un pastor, entonces Él te dará la oportunidad de aprender más sobre la Biblia y también servir en la iglesia. Si nunca recibes la oportunidad ministerial, nunca hubo un llamado.

Aplicación
¿Cuál es el llamado de Dios para ti? Para discernir el llamado de Dios, tienes que considerar todas las pistas y como mínimo estas tres juntamente, porque los anhelos mundanos siempre se pueden infiltrar. Por lo tanto, tenemos que especialmente tener en cuenta lo siguiente: la Biblia nos muestra que hay diferentes tipos de llamados de parte de Dios que varían desde lo general a lo específico. Los llamados generales son llamados que todos los cristianos estamos llamados a cumplir. Por ejemplo, 1 Tesalonicenses 4:7 dice: Dios nos ha llamado a vivir vidas santas, no impuras (NTV). Pero también hay llamados específicos, como el que recibió Pablo y Bernabé en Hechos 13:2 que dice: Cierto día, mientras estos hombres adoraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: «Designen a Bernabé y a Saulo para el trabajo especial al cual los he llamado». Este versículo nos muestra que el llamado específico de Dios, como el que recibió Pablo y Bernabé, vino a ellos porque estaban siendo fieles a Su llamado general al estar adorando a Dios, ayunando y viviendo en santidad ante el Señor. En otras palabras, el llamado específico viene solo para los que son fieles al llamado general de vivir como hijos e hijas de Dios.

Si estás cumpliendo el llamado general de Dios, eres capaz de recibir un llamado específico de Dios porque cada creyente que tiene el Espíritu Santo también tiene dones otorgados por Él. Si buscas el llamado de Dios para tu vida en oración y santidad, Dios implantará en tu corazón una pasión santa, desarrollará tus dones y posesiones, y te proporcionará oportunidades para cumplir Su llamado en ti.

__________

[1] Marnin J. Heisel and Gordon L. Flett, “Purpose in Life, Satisfaction with Life, and Suicide Ideation in a Clinical Sample,” Journal of Psychopathology and Behavioral Assessment 26, no. 2 [June 2004]: 127–35.

Copyright © 2022 por Samuel E. Seo. 

STEGE devocional - Cómo discernir el llamado de Dios (Imagen).jpg