CÓMO VIVIR CON GOZO

"Para estar siempre gozosos, da gracias a Dios en cualquier circunstancia con la oración continua".

16 Estén siempre gozosos. 17 Oren sin cesar. 18 Den gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para ustedes en Cristo Jesús.

1 Tesalonicenses 5:16–18  (NBLA) 

Samuel E. Seo, Th. M.  |  27 de agosto 2021

La Palabra de Dios contiene varias exhortaciones. Algunas son razonablemente factibles. Otras son más difíciles de cumplir. Y hay otras que parecen casi imposibles de cumplir. Una de estas es la exhortación de 1 Tesalonicenses 5:16 que dice: «Estén siempre gozosos». 

Esta exhortación de Pablo es curiosa. ¿Cómo podemos estar siempre gozosos? Hay momentos cuando la dificultad domina las circunstancias de nuestras vidas. En momentos así, a pesar de todos nuestros esfuerzos por estar gozosos, nos encontramos con sonrisas falsas en frente de nuestros hermanos y hermanas. En privado, solos en nuestras habitaciones, nos encontramos con lágrimas por los dolores y preocupaciones que sufrimos.  

El gozo es una emoción muy difícil de controlar. Tampoco es una decisión. No puedo decir: «¡Voy a estar gozoso ya!» y estar feliz. Pero, Pablo nos dice que estemos siempre gozosos. Entonces, ¿cómo podemos estar siempre gozosos y obedecer este mandamiento?  

La respuesta a esta pregunta se encuentra en los siguientes dos versículos. Los versículos 16-18 dicen: «16Estén siempre gozosos. 17Oren sin cesar. 18Den gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para ustedes en Cristo Jesús». La parte que es interesante acá es el singular «esta» en el versículo 18. Tendría más sentido si es «estas» en plural ya que Pablo estaba hablando de tres exhortaciones. ¿Es esto un error gramatical de Pablo? 

No. Pablo hizo esto con un propósito, porque hay otros ejemplos similares. Por ejemplo, en Gálatas 5:22-23, Pablo dice: «Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio; contra tales cosas no hay ley». Aquí también Pablo usa el singular «fruto» para hablar sobre sus nueve características. Es decir, Pablo está implicando que, si estamos cumpliendo una característica del fruto del Espíritu Santo pero no el resto, eso ya no es el fruto del Espíritu Santo. Si estamos cumpliendo ocho pero fracasamos en ser paciente, ya hemos fracasado en producir el fruto del Espíritu Santo.   

Similarmente, volviendo a 1 Tesalonicenses 5:16-18, Pablo está diciendo tres cosas. Primero, para dar gracias en todo, debemos orar a Dios con gozo. Segundo, para orar sin cesar, debemos dar gracias en todo con gozo. Y tercero, el punto de este mensaje: para estar siempre gozosos, debemos dar gracias a Dios en cualquier circunstancia con la oración continua.  

Desde hace 40 años, los psicólogos han estado haciendo estudios sobre la gratitud. Una de las cosas que están descubriendo ahora es que la gratitud produce una vida más feliz. Por ejemplo, descubrieron que los que mantenían un diario donde escribían sus agradecimientos cada día estaban 25% más felices que los que no mantenían un diario. Pero esto es solo con nuestra capacidad humana. ¿Puedes imaginar cómo es cuando el Espíritu Santo, la fuente de gozo, está presente para ayudarnos a mantener nuestro gozo? 

Hermano/hermana, ¿quieres vivir siempre con gozo? Da gracias a Dios en cualquier circunstancia con una oración continua. Cuando te levantes en la mañana, da gracias porque Dios te ha dado otra oportunidad para vivir en gozo. Cuando estás yendo a trabajar o estudiar, da gracias por tu trabajo o por la oportunidad de estudiar. ¿Estás en necesidad? Da gracias a Dios, porque Él puede proveer tus necesidades. ¿Estás triste? Da gracias a Dios, porque el Espíritu Santo está contigo para consolarte. ¿Te sientes perdido? Da gracias a Dios, porque Él es tu Guía. ¿Sientes soledad? Da gracias, porque Dios es tu mejor amigo. ¿Te sientes fuera de lugar? Da gracias porque Dios tiene tu hogar preparado en Su reino eterno. Amén. 

Copyright © 2021 por Samuel E. Seo.