CUANDO EL FUTURO ES INCIERTO

En lugar de solo desear un futuro específico, es mejor desear a la única Persona que puede realizar tu futuro.

6 No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. 7 Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.

Filipenses 4:6-7 (NTV)

Samuel E. Seo  | 11 de junio 2021

Casi todas las culturas en la historia de la humanidad han mostrado un gran interés en el conocimiento del futuro a través de la adivinación. Una forma de adivinación popular que se encuentra en varias culturas es la astrología, que intenta predecir el futuro mediante la observación de los objetos celestes. La cartomancia, cual es una forma de adivinación que usa una baraja de cartas, sigue siendo popular en muchos lugares, como el tarot. La quiromancia, una práctica más conocida entre los orientales, trata de predecir el futuro de una persona mediante la lectura de la palma de las manos. Hay una larga lista de diferentes tipos de prácticas de adivinación, lo cual muestra la desesperación que muchos tienen por conocer el futuro para poder liberarse de las ansiedades relacionadas con el futuro.  

Ansiedad por el futuro desconocido 

Casi todos nosotros queremos saber qué es lo que nos espera en el futuro. Los que son más jóvenes desean saber cuál será su carrera, con quién se casarán, dónde vivirán, dónde trabajarán, y mucho más. Los que tienen hijos desean saber cómo crecerán sus hijos. Los que se acercan al final de su vida quieren saber cómo les tratarán sus hijos y de pronto cómo terminarán sus vidas. Todas estas incertidumbres nos producen ansiedad.  

Aún como cristianos, queremos saber qué es lo que quiere Dios de nosotros para el futuro. Sin embargo, Dios no trabaja como un adivino. Dios típicamente no nos revela los detalles sobre nuestros estudios y nuestras carreras, sobre nuestra pareja, sobre dónde viviremos y muchos otros temas importantes de la vida. Si Dios pudiera aclarar estos detalles, eso resolvería muchas de nuestras ansiedades. Pero casi siempre Dios nos deja en la oscuridad sobre nuestro futuro. ¿Por qué? ¿Por qué Dios, quien sabe el futuro, decide no revelar los detalles de nuestro futuro cuando eso puede liberarnos de nuestras preocupaciones?  

No se preocupen por nada 

En Filipenses 4:6-7, Pablo dice a sus hermanos y hermanas en Filipos: “6No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. 7Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús” (NTV). 

Primero, Dios desea que encuentres alivio a tus preocupaciones a través de tu relación con Él en lugar de un mero conocimiento del futuro. Pablo dice: “…oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho” (NTV). Pero ¿por qué? Porque es mejor depender de Aquel que puede controlar y moldear tu futuro en vez de simplemente depender del conocimiento de un futuro. Dios es soberano sobre el mundo. El Salmo 135:6 dice: “El Señor hace lo que le place por todo el cielo y toda la tierra, y en los océanos y sus profundidades” (NTV). En lugar de solo desear un futuro específico, es mejor desear a la única Persona que puede realizar tu futuro.  

Segundo, Dios desea que encuentres alivio a tus preocupaciones con la paz de Dios que supera todo lo que podemos entender. Pablo dice en el versículo 7: “Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús” (NTV). Esta no es la paz que viene con la compresión del futuro. Es la paz que nos deja preguntando: “Por qué me siento bien?” “Por qué me siento así cuando no sé el resultado de nada?” Es una paz que viene a pesar del tipo de futuro que nos espera. 

Predicación personal 

Hermano/hermana, ¿has estado preocupado por tu futuro? ¿Te has sentido ansioso por no saber lo que Dios tiene reservado para ti? Aférrate a Él en oración, súplica y petición, porque como tu buen Padre que moldea tu futuro, Él te dará la paz asombrosa como garantía para mostrarte que todo estará bien. Dios te dice lo mismo que le dijo a Su pueblo en Jeremías 29:11 que dice: “11Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el SEÑOR—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza” (NTV). Amén. 

Copyright © 2021 por Samuel E. Seo.