STEGE devocional - Morir por el 'me gusta' (Imagen).jpg

MORIR POR EL "ME GUSTA"

Un solo «me gusta» de Cristo es superior a vivir con el «me gusta» de toda la humanidad en toda la historia humana combinados.

32 Todo aquel que me reconozca en público aquí en la tierra también lo reconoceré delante de mi Padre en el cielo; 33 pero al que me niegue aquí en la tierra también yo lo negaré delante de mi Padre en el cielo.

Mateo 10:32-33 (NTV) 

Profile-SamuelSeo.jpg

Samuel E. Seo, Th. M.  |  19 de octubre 2021

En 2017, una pareja intentó llevar a cabo una escena de riesgo para crear un video viral en YouTube. Pedro Ruiz le pidió a su novia Monalisa Pérez que disparara una bala a un libro que sostenía contra su pecho. Trágicamente, la bala atravesó el libro y Pedro murió por la herida de bala en el pecho. Lo peor es que la hija de ambos, de tres años, fue testigo del accidente, y Monalisa estaba embarazada con su segundo hijo de 7 meses. Como si no fuera suficiente que Monalisa perdiera al padre de sus dos hijos, también fue condenada a cumplir una pena de seis meses de prisión y diez años de libertad condicional supervisada. 

A medida que nuestras sociedades se digitalizan y el uso de las redes sociales se hace más común, el reconocimiento y la aprobación social se definen cada vez más por el número de vistas y de «me gusta» que las fotos o videos son capaces de acumular, en lugar de por quiénes somos por dentro. Además, a medida que nuestras sociedades se tecnifican y modernizan científicamente, la secularización parece convertirse en la norma. La desaprobación general de la fe cristiana y las persecuciones por las enseñanzas bíblicas parecen estar destinadas a aumentar. Expresar un «me gusta» de Dios puede resultar cada vez más en un «no me gusta» del mundo. 

¿Reconocimiento humano o divino?  

En anticipación a la persecución que sufrirían Sus discípulos, Jesús les dijo las siguientes palabras en Mateo 10:32-33: «Todo aquel que me reconozca en público aquí en la tierra también lo reconoceré delante de mi Padre en el cielo; pero al que me niegue aquí en la tierra también yo lo negaré delante de mi Padre en el cielo». Pero ¿por qué es mejor recibir el reconocimiento de Cristo que el reconocimiento humano? Es decir, ¿por qué es mejor recibir la exaltación de Cristo a costa de la exaltación humana? 

En primer lugar, una sola exaltación de Cristo es superior a toda exaltación humana porque el valor de Cristo es infinitamente superior e incomparable al valor de todos los seres humanos que han existido. Por esto es que Jesús pudo pagar el precio de los pecados de toda la humanidad con Su única muerte en la cruz. 

En segundo lugar, una sola exaltación de Cristo es superior a toda la exaltación humana porque la exaltación humana es temporal, al igual que el ser humano es «como un suspiro; sus días son como una sombra pasajera». Al contrario, Dios vive para siempre y su exaltación permanecerá para siempre. 

En tercer lugar, una sola exaltación de Cristo es superior a toda la exaltación humana combinada porque la exaltación humana es vacía, cuya gloria es «como la flor del campo; la hierba se seca y las flores se caen...». Al contrario, la grandeza de Dios es «inescrutable» y Su exaltación consistirá en una gloria que está más allá del entendimiento. 

La superioridad de la exaltación de Cristo  

Llegará el día en que te enfrentarás a la oportunidad de afirmar a Cristo en presencia de aquellos que lo detestan. Puede ser ante los desconocidos; puede ser ante tus amigos o compañeros de trabajo. Puede ser ante tu familia o ante tu cónyuge. En esos momentos, elige a Cristo, porque morir por un solo «me gusta» de Cristo es superior a vivir con el «me gusta» de toda la humanidad en toda la historia humana combinados. No te satisfagas con los aromas disipados de las flores que se marchitan. Satisfácete sólo con el aroma infinito del «Alfa y Omega», porque Él te hará conocer Su favor por toda la eternidad. Alaba a Cristo a pesar de las burlas porque su exaltación es infinitamente digna. Exalta a Cristo a pesar de las risas porque su exaltación es eterna. Glorifica a Cristo a pesar de los asaltos violentos porque su exaltación será llena de gloria sin medida. Cristo te dice: «Todos los que salgan vencedores serán vestidos de blanco. Nunca borraré sus nombres del libro de la vida, sino que anunciaré delante de mi Padre y de sus ángeles que ellos me pertenecen». Amén. 

Copyright © 2021 por Samuel E. Seo.