STEGE devocional - Pisa los frenos (Imagen).jpg

PISA LOS FRENOS

Fuiste creado por Dios para que estés quieto y sepas quién es Él. 

1 Dios es nuestro refugio y fortaleza,
Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

10 Estén quietos, y sepan que Yo soy Dios;
Exaltado seré entre las naciones, exaltado seré en la tierra.

Salmos 46:1, 10  

¿O piensan que la Escritura dice en vano: «Dios celosamente anhela el Espíritu que ha hecho morar en nosotros?».

Santiago 4:5 

Profile-DanielSeo4.jpeg

Daniel E. Seo, Th. M., MABC  |  16 de diciembre 2021

Seguidor de Cristo, ¿cuándo fue la última vez que intencionalmente trataste de estar quieto en la presencia de Dios? No estoy hablando de una noche de oración en tu iglesia, una oración con tu familia, o antes de comer. Estoy hablando de una disposición personal donde estuviste quieto para sentarte ante el Dios Todopoderoso.  

Nosotros los cristianos tendemos a estar tan ocupados y preocupados que llegamos a descuidar la cosa más importante de la vida cristiana lo cual es estar quieto y conocer más de Dios. Conducimos y conducimos a una alta velocidad, pasando cada señal de pare, y nunca llegamos a pisar los frenos. Esto sucede con nuestros estudios, trabajos, o las cosas buenas y piadosas de la vida cotidiana que demandan nuestra atención. Por estas razones, es tan difícil hacer lo que Dios nos demanda: “Estén quietos, y sepan que Yo soy Dios” (Salmo 46:10). 

 

En el contexto del Salmo 46, David dice que “Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia” (Salmos 46:1). Muchos seguidores de Cristo conocen esta verdad, pero al sentir una ausencia de Su presencia, olvidan que la fuerza viene de Dios y empiezan a arrancar y acelerar intentando controlar y dirigir sus propias vidas. 

 

Pero Santiago 4:5 dice que Dios anhela celosamente el Espíritu que hizo morar en nosotros. El grandioso Dios quien está sentado en Su trono glorioso, con truenos, relámpagos, y un esplendor impecable, al ser adorado por ángeles que lo rodean, desea y anhela tener una relación profunda y personal contigo. Así que, Dios, en ciertas ocasiones, amorosamente traerá un problema al motor de tu corazón para que ya no puedas arrancar y seguir más. Te sentirás acabado y no tendrás otra opción, sino solo decir: “ya no puedo seguir más. No tengo opciones, iré a Él”. Dios te desconectará del mundo para poder conectarse contigo. Dios no te dejará seguir más en tus fuerzas para dejarte sin otras opciones, quieto, y sabiendo que Él es Dios. 

 

Si hoy, te sientes preocupado y estás arrancando para que tu futuro pueda estar estable, pisa los frenos. Mira cómo la creación de este mundo está sujeta bajo la mano del Todopoderoso. Si tienes distracciones u otros amores en tu vida y tu corazón que no te dejan pisar los frenos, recuerda que esa cosa o persona nunca te amará como Dios, quien te formó y te ama profundamente. 

 

Fuiste creado por Dios para que estés quieto y sepas quién es Él. No te concentres tanto en quién te estás convirtiendo porque perderás el enfoque de quién Dios te diseñó que fueras desde el principio de los tiempos. Si llegas a estar quieto, llegarás a saber que tu seguridad viene de Jesucristo. Así, exaltarás al Rey que te perdonó, rescató y salvó. En fin, como dice David, Dios será exaltado entre las naciones y la tierra (Salmo 46:10). 

 

“Estén quietos, y sepan que Yo soy Dios…”  

Copyright © 2021 por Daniel E. Seo. 

A menos que se indique lo contrario, todas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión LA BIBLIA DE LAS AMERICAS® (LBLA), Copyright © 1986, 1995, 1997 por The Lockman Foundation usado con permiso. www.lbla.com.