UNIDAD EN LA DIVERSIDAD

Dios ha diseñado que la unidad tenga diversidad para que todos pudiéramos alcanzar una madurez espiritual.

1Por eso yo, que estoy preso por la causa del Señor, les ruego que vivan de una manera digna del llamamiento que han recibido, 2 siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor. 3 Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz.

Efesios 4:1-3 (NVI)

Daniel E. Seo, Th. M., MABC  |  20 de abril 2021

Por muy gráfico que parezca, el matrimonio se trata de la muerte. Requiere que dos personas diferentes mueran a quienes son, y entren en una unión para comenzar una nueva vida juntos. De manera similar, Efesios es un libro fascinante sobre nuestra unión con Cristo y cómo debemos vivir al tener una nueva vida con Él.  

 

Los capítulos 1-3 de Efesios hablan de cómo Dios vino a nosotros y nos dio una nueva identidad en Cristo. En estos capítulos, Pablo menciona 38 veces que somos Suyos y lo que Dios ha hecho por nosotros en Cristo Jesús. En los capítulos 4-6, Pablo nos da 40 mandamientos sobre cómo debemos vivir nuestra vida cristiana. Explica que nuestra vida ya no es nuestra porque nuestras vidas están conectadas a Cristo. En otras palabras, los capítulos 4-6 expresa nuestra actividad en Cristo.  

 

Vida digna de Su llamado 

Con respecto a tu actividad, Pablo comienza el capítulo 4 diciendo “por tanto” (Efesios 4:1). Él dice que, si realmente crees en tu identidad en Cristo, tienes que vivir una vida “digna” que corresponde a lo que Él te ha llamado a vivir. Esta palabra “digna,” en el contexto de lo que Pablo quería comunicar, transmite el significado de un equilibrio en una balanza. Si tienes buena identidad en Cristo (conocimiento de Cristo), entonces tu actividad (tus acciones) deben equilibrarse en la balanza. Tanto la identidad como la actividad deben estar al mismo nivel en tu balanza cristiana. Sin embargo, si declaras que conoces a Cristo, pero tus acciones no están equilibradas igualmente con tu conocimiento, no estás viviendo una vida “digna” de Su llamado sobre tu vida. Por lo tanto, en el contexto de la unidad (Efesios 4:1-13), Pablo dice que, si no estás amando a Dios y a los demás en Cristo, no estás viviendo digno ante Dios y así, provocando desunión.  

 

Soportándose/tolerándose unos a otros 

Por consiguiente, Pablo dice que debemos “soportarnos” unos a otros (Efesios 4:2). Soportar/tolerar a los demás transmite la idea de aceptar, respetar y valorar a otros plenamente, aunque tengan debilidades y defectos. Pablo da este mandato en un sentido plural y nos dice que debemos hacer todo lo posible por edificar a los demás en lugar de destruir a los demás cuando vemos un defecto o debilidad en alguien. Él da este mandamiento porque se nos hace mucho más fácil destruir que edificarnos unos a otros. 

 

De la misma manera en que es mucho más fácil fumigar un césped que plantar semillas en el suelo, es mucho más fácil fumigar (envenenar) el alma de alguien con tus palabras, que sembrar semillas en el corazón de otros por medio de tus palabras y tus acciones para que ellos luego puedan producir fruto. Por eso Pablo nos recuerda que debemos “esforzarnos” por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz (Efesios 4:3). Debemos plantar semillas en lugar de fumigar almas.  

 

Unidad a través de la diversidad 

La unidad entre los cristianos es tan importante, porque Pablo dice que todos somos una iglesia debajo de un Señor y Salvador, Jesucristo (Efesios 4:4-6). Curiosamente, Pablo dice que somos unidos no por nuestra uniformidad, sino por nuestra diversidad (Efesios 4:7,11-13). En otras palabras, la unidad puede ser posible porque todos somos individuos diferentes. Dios ha diseñado que la unidad tuviera diversidad para que así, a través de la diversidad, todos pudiéramos alcanzar una madurez espiritual. Esto significa que no podemos ser como Cristo el uno sin el otro.   

 

Por tanto, si deseas estar más unido con ciertas personas en el contexto de tu iglesia, debes aprender a salir de tu círculo de amistades y experimentar las diferentes amistades y personalidades. Incluso, es necesario enfrentar dificultades con diferentes cristianos, porque, a través de la fricción, aprenderás a depender de Dios y a confiar en Su fuerza para obtener poder y fuerza para amar, comprender, y perdonar a los demás. No puedes descuidar la verdad de que nos necesitamos el uno al otro.  

 

Seguramente estás tratando de resolver una dificultad que has enfrentado por mucho tiempo, pero no has encontrado una solución al buscar el apoyo de amigos que tienen los mismos intereses que tú tienes. Tus amigos te han dicho que van a orar por ti, o incluso, te han animado para que continúes en un pecado particular. Sin embargo, Dios diseñó que el crecimiento espiritual tenga comunicación con otros que son más maduros espiritualmente. Pablo dice que Dios ha puesto a diferentes cristianos con diferentes dones, por la medida de la gracia que Él les ha dado para la edificación de la iglesia (Efesios 4:7,11-12). Esto significa que no encontrarás crecimiento espiritual, cambio o restitución, hasta que desmanteles tu orgullo y aprendas a estar espiritualmente vulnerable ante esa persona más madura espiritualmente. No temas expresar tu debilidad a otros cristianos, porque la gracia obra poderosamente por medio del Espíritu cuando alguien expresa sus pecados con el propósito de arrepentimiento.  

Copyright © 2021 por Daniel E. Seo. 

A menos que se indique lo contrario, todas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión LA BIBLIA DE LAS AMERICAS® (LBLA), Copyright © 1986, 1995, 1997 por The Lockman Foundation usado con permiso. www.lbla.com.