¿CÓMO PUEDO ESTAR SEGURO DE LA VOLUNTAD DE DIOS?

Cuando conozcas mejor a Dios, podrás discernir con certeza Su buena, aceptable y perfecta voluntad en tu vida.

Y no se adapten a este mundo, sino transfórmense mediante la renovación de su mente, para que verifiquen cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno y aceptable y perfecto.

Romanos 12: 2 (NBLA)  

Samuel E. Seo  | 17 de febrero 2021

Una de las preguntas más frecuentes entre muchos cristianos tiene que ver con la voluntad de Dios. Hacen preguntas como: “¿Cuál es la profesión que Dios desea que escoja?”, “¿Quién es la persona con quien Dios desea que yo me case?”, “Cuál es el lugar donde Dios quiere que viva?”, y mucho más. Sin embargo, diferentes cristianos tienen diferentes puntos de vistas de cómo descubrir la voluntad de Dios. Algunos creen que la voluntad de Dios debe ser recibida principalmente a través de una visión, sueño o voz audible de Dios. Otros creen que los detalles de la voluntad de Dios solo se pueden saber a través de las Escrituras. Otros creen que la pasión ya es suficiente evidencia para saber que algo es la voluntad de Dios. Otros creen que Dios revela Su voluntad a través de todos estos medios. 

Sin embargo, todavía existe una duda: “¿Cómo puedo saber si la voluntad de Dios es realmente de Él y no de mi propio pensamiento, interpretación o emoción? ¿Cómo puedo estar más seguro?”  

Las condiciones para discernir la voluntad de Dios 

En Romanos 12:2, Pablo nos muestra los requisitos que nos ayudarán a encontrar la voluntad de Dios con más certeza. El texto dice: “Y no se adapten a este mundo, sino transfórmense mediante la renovación de su mente, para que verifiquen cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno y aceptable y perfecto” (NBLA). Este texto bíblico nos muestra a lo mínimo tres cosas. 

Primero, saber la voluntad de Dios principalmente viene a través del discernimiento. Si no hay discernimiento, no estás pasando por un proceso bíblico para saber la voluntad de Dios. Si alguien te dice, “Dios me habló y me dice que debes hacer esto”, y lo aceptas sin ningún discernimiento santo de tu parte, ya estás desviándote de lo que manda la Palabra de Dios (cf. 1 Corintios 14:29). Segundo, si estás intentando de discernir, pero todavía tienes deseos, preferencias, metas y valores similares a los del mundo secular, está garantizado que tus discernimientos no serán correctos. El estándar del mundo sobre lo que es bueno, aceptable y perfecto no tiene relación a lo que es bueno, aceptable y perfecto para Dios (cf. 1 Juan 2:15-16). Tercero, si estás intentando de discernir, pero todavía no has tomado el tiempo para saber y reformar tu mente de acuerdo con los deseos, las preferencias, las metas y los valores de Dios revelados en las Escrituras, no podrás discernir lo que es la voluntad de Dios. En palabras simples, si no conoces a Dios, no sabrás qué es lo que Él quiere. Es imposible agradar a una persona si no sabes nada de esa persona.  

La belleza del discernimiento 

Pero ¿por qué discernir? La necesidad del discernimiento, es decir, la necesidad de medir tus opciones para saber la voluntad de Dios muestra que la voluntad de Dios no se trata de una lista de deberes. En otras palabras, la voluntad de Dios no se trata solamente de descubrir la única opción correcta sino también la opción superior en medio de varias opciones donde dos o más de ellas pueden estar de acuerdo con Su voluntad. Además, como un esposo que va a buscar un regalo por su esposa que le agradaría más en vez de la misma rosa que siempre fue suficiente para hacerla feliz, hay un amor más profundo detrás de un esfuerzo para medir las opciones y escoger la mejor opción teniendo en cuenta lo que tú conoces sobre Dios y lo que le agrada. El hecho de que tienes que “discernir” en vez de simplemente “recibir” la voluntad de Dios muestra que hay un involucramiento de un conocimiento relacional de amor y fidelidad hacia Dios.

 

Para poder discernir si lo que tú recibiste, piensas o sientes es la voluntad de Dios, primero tienes que ver si tu estilo de vida y tu percepción del mundo está de acuerdo con lo que conoces de Dios a través de las Escrituras, porque estas son evidencias de lo que realmente sientes y conoces de Dios. Cuando conozcas mejor a Dios, podrás discernir con más certeza Su buena, aceptable y perfecta voluntad en todos los detalles de tu vida. 

Copyright © 2021 por Samuel E. Seo. 

Seminario Teológico Evangélico
GOZO ETERNO

E-mail: info@stegozoeterno.org

Tel: [+57]311-478-1949

Whatsapp: [+57]311-478-1949

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram

Copyright © 2019

Seminario Teológico Evangélico Gozo Eterno